MENTOREANDO A TU GENERACIÓN

¿Por qué necesitan un mentor los jóvenes?   Porque ese es el consejo bíblico

Por el contexto en el que vivimos
Los cristianos vivimos en sociedades que no son de acuerdo con la voluntad de Dios. Es cierto que eso se evidencia más en algunas sociedades que en otras. En España (y gran parte de Europa) se vive una cultura postcristiana, que considera que el cristianismo pertenece al pasado; secularizada, pues niega todo pertinencia de la religión; relativista, pues declara que no existen absolutos éticos o morales y señala correcto o incorrecto; y hedonista, ya que coloca al placer como la meta ultima del ser humano. En medio de sementé contexto no es fácil vivir de un modo coherente con la fe. Las presiones que se reciben son enormes y de todo tipo, y resulta muy difícil para un individuo poder enfrentarlas solo.
Ante las presiones de un mundo que quiere aniquilar nuestra fe, la necesidad de apoyo mutuo es una de las razones por las que el cristiano debe vivir en un contexto de comunidad. Sin embargo, las iglesias no siempre tienen la capacidad de desarrollar estructuras personalizadas para ayudar a sus miembros. La consecuencia es que muchos cristianos viven y afrontan solo una lucha contra una sociedad que a menudo el instrumento imprescindible en este proceso de apoyo a los cristianos más débiles, para ayudarlos en su desarrollo hacia la madurez y en su lucha contra la sociedad.

Por la etapa clave de la vida en la que se encuentran
Lo mencionado en el apartado anterior es válido para todos los creyentes. Sin embargo, los, adolescentes y jóvenes se encuentran en una etapa vital de su desarrollo, lo que hace aún más necesaria la tarea del mentor. Daniel levinson, uno de los mayores estudiosos del desarrollo de la personalidad humana, afirmaba que la tarea más importante de la adolescencia y la primera juventud es desarrollar la propia identidad.
El joven debe poder responder a preguntas claves de la vida, tales como: ¿Quién soy? ¿Cuál es mi papel y propósito en la vida? ¿Cuáles son mis valores? ¿Cuáles debe ser mis metas? ¿Hacia dónde voy? No se puede llevar a cabo la tarea vital del desarrollo de la propia identidad si no se produce un distanciamiento de los padres. No solo en un nivel físico, sino también espiritual y emocional. Es necesaria la distancia para poder encontrarse a uno mismo. Hablar de la adolescencia y de la juventud como etapas de crisis sea convertido en un todo un tópico para nuestra sociedad. En este caso, lo que se dice es auténtico. Una crisis es simplemente un cambio súbito y brusco. El desarrollo de la propia identidad no es una tarea sencilla. Y a menudo, tampoco fácil, pues no se produce de forma gradual. Las épocas de crisis conllevan una mayor vulnerabilidad en los individuos. Los hacen más propensos a recibir influencias morales que pueden perjudicarlos. El diccionario define a la persona vulnerable como aquella que puede ser dañada.

Recapitulemos brevemente lo dicho hasta el momento: El joven enfrenta la tarea vital de la búsqueda de su propia identidad. Esta búsqueda le exige un distanciamiento físico, emocional, espiritual e intelectual de los padres. Sin embargo, los estudiosos del desarrollo de la personalidad afirman que, en  su intento por desarrollar la propia identidad, el joven buscara lo que se denomina marco de referencia. Esto, tal como mencionamos anteriormente, son personas instituciones que, por medio del contrates, la oposición, la imitación, la confrontación y el dialogo ayudaran al joven a ir encontrando o desarrollando su nueva identidad.

Asimismo, los estudiosos señalan dos puntos importantes: la necesidad de los marcos de referencia y la debilidad de los marcos tradicionales (iglesia, familia y escuela). Como consecuencia, los jóvenes buscan referentes en otros jóvenes, que a la vez están en el mismo proceso que ellos. Hay una expresión bíblica que ilustra muy bien este proceso son ciegos guiando a otros ciegos. Habiendo llegado a este punto, y por todo lo mencionado, seguramente no será difícil, darnos cuenta de lo importancia que tiene la figura del mentor. En la vida de un joven, el mentor puede ser ese marco de referencia que lo ayude a desarrollar en nueva identidad. Mediante el acompañamiento, la discusión, la confrontación, la enseñanza y el amor incondicional, el mentor desarrollara un papel de incalculable
valor en la vida del joven.
Por la oportunidad que nos provee de crecer espiritualmente
Si los beneficios para el joven son evidentes, tampoco son menores para el mentor. Ser el acompañante espiritual de otros producirá en nosotros un crecimiento y desarrollo espiritual sin precedentes. Jesús afirmó en el evangelio que es más bienaventurado dar que recibir. Y es cierto. Cuando ayudamos a otros en su crecimiento cuidamos más del nuestro. Tener que guiar a otros nos llevará a una mayor dependencia de Dios, porque nos encontraremos frente
a situaciones, circunstancias, relaciones, decisiones y muchos otros aspectos vitales más para los que muchas veces carecemos de respuestas o recursos. Muchos de nuestros dones y habilidades espirituales nunca se han desarrollado porque nunca nos colocamos en una situación que nos lo exigiera.  Acompañar espiritualmente nos llevara a descubrir capacidades y potencialidades en nuestras vidas que hasta ahora nos eran insospechadas.

Experimentaremos el gozo de ver que Dios ayuda a los demás a través de nuestras vidas. Disfrutaremos al ver que podemos ser útiles y tener un impacto eterno en la vida de las personas.

Por ser la única respuesta a la necesidad de todo creyente de ser ministrado y ayudado en sus necesidades.
Muchos de las estructuras que hemos desarrollado como iglesia carecen de esa proximidad personal. En cambio, el acompañamiento espiritual invita a las personas a abrir su corazón y a exponer su yo real con sus luchas, necesidades, problemas, gozo y tristezas, y garantiza que el mentor pueda llevar el consejo de la palabra de Dios a cada individuo de acuerdo con sus necesidades y situación.

 

Descarga aquí el Material completo:

mentoreando a tu generacion

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *