SÉ INFLUYENTE – CONGRESO2018 #INFLUENCIAMJ

Resumen: Todas las personas ejercen su liderazgo en menor o mayor grado, en varios sectores en los cuales se manejan; ya sea en su hogar, en el trabajo, en la iglesia, en su barrio, en su comunidad, en ambientes políticos, sociales, es decir; se tiene un sin número de lugares en los cuales se puede ejecutar el liderazgo, sin embargo; es necesario realizar un enfoque a tal influencia, debido a que hay sectores en los cuales los jóvenes cristianos deberían sobre salir, pero que hoy en día se esconden tras la cortina de “que no es mi tarea” o “que lo haga otro” “no tengo tiempo” y eso hace, que los cristianos se vuelvan “grises” en medio de la sociedad, cuando al contrario, Jesús nos dijo que debíamos ser luz y estar encima de las cosas; para poder dar luz a los asuntos de todos.

Objetivo del tema:

  • Retar al cristiano a ser una persona influyente
  • Dar recomendaciones de cómo un cristiano puede generar influencia
  • Lograr un despertar del cristiano, siendo proactivo e influyente

 

Los cristianos comprenden a la perfección que su tarea en la vida es adorar a Dios, hacerlo con excelencia y que su ideal sea la salvación, sin embargo; cuando se trata de llevar el evangelio a otros, lo consideran como una tarea opcional, cuando se trata de afectar la vida de otros que inician el camino de Jesucristo, no es su tarea; descuidando el gran mandato de Mateo 28:19-20 “Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.” por ello es sumamente importante que se prepare para ser influyente, para llevar esa luz a otros y que logre contagiar a otros con la presencia de Cristo en sus vidas. “Mas vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable” (1a. Pedro 2:9)

 

Lidiar con las personas puede ser el mayor reto que todo el mundo enfrenta, sin importar la ocupación, metas o ambiciones que tenga cada quien.

Si aprendemos a interactuar mejor con la gente que nos rodea, aumentamos nuestra habilidad de lograr cualquier cosa que nos propongamos en la vida.

 

-Si usted quiere miel, no patee el panal

Cuando sienta ganas de criticar a los demás, deténgase y trate de encontrar la razón por la cual ellos actúan o dicen lo que a usted le molesta. Criticar jamás lleva a resultados positivos.

-El gran secreto al tratar con gente

Las personas no tiene muchos deseos, pero lo que sí desean, lo desean profundamente, lo ansían con todas sus ganas. Allí está la clave para tratar a las demás personas – encontrar lo que realmente quieren y mostrarles cómo conseguirlo. Si usted lo logra, esa persona moverá montañas por usted.

-Quien logre hacer esto, posee el mundo en sus manos. Quien no, está solo en la vida

Un principio clave es hablar en términos de lo que los demás quieren, para ver las cosas de la forma en que ellos las ven.

 

Acá te brindaremos 6 formas para lograr ser influyente en la vida de los demás:

 

  1. Cree un interés genuino por las personas

Si usted se interesa en la gente con la cual usted tiene contacto siempre será bienvenido con los brazos abiertos.

Usted puede hacer más amigos en un corto período de tiempo si se interesa genuinamente en ellos, de los que puede obtener en un largo período haciendo que la gente se interese en usted.

Si sólo tratamos de impresionar a los demás para que se interesen en nosotros, nunca tendremos muchos amigos sinceros. Para hacer verdaderos amigos, debemos actuar de forma desinteresada y sin egoísmos, gastando tiempo, energía y esfuerzo. “El hombre que tiene amigos ha de mostrarse amigo; Y amigo hay más unido que un hermano.” (Proverbios 18:24)

Demostrar un interés genuino por los demás hará que usted gane amigos, y que su iglesia gane miembros leales. Su demostración de interés debe ser sincera y honesta, debe ser genuina, de lo contrario será dañina a largo plazo. Dos formas fáciles de hacer amigos son: saludar siempre a los demás con entusiasmo, y tratar de recordar sus cumpleaños. Pequeñas cosas como esas pueden hacer un mundo de diferencia.

 

  1. Siempre sonría

 Una sonrisa brillante y alegre es un gran comienzo.

Las acciones dicen más que las palabras. Una sonrisa transmite el mensaje: “me agradas, estoy feliz de verte”.  “Alégrense siempre en el Señor. Insisto: ¡Alégrense!” Filipenses 4:4

Raramente la gente tiene éxito en algo, a menos que se estén divirtiendo mientras lo hacen.

El efecto de una sonrisa es poderoso –incluso cuando no se pueda ver, como en el teléfono. Su sonrisa es como un mensajero de buenas vibraciones, le comunica a todos con los que se relaciona una grandiosa sensación de alegría. Hace que la gente se sienta bien haciendo negocios con usted, e incluso hace que  los extraños que no lo conocen, se interesen en conocerle.

Si usted no tiene ganas de sonreír, trate de hacerlo. Sin darse cuenta, comenzará a sentirse mejor, sólo por el hecho de estar sonriendo. Recuerde, la felicidad no depende de factores externos, es el reflejo de lo que usted siente por dentro. Lo que usted posee o lo que usted es, no es en realidad lo que lo hace feliz o infeliz  – es lo que usted piensa acerca de lo que tiene o acerca de lo que usted es, lo que lo hace realmente feliz.  “El corazón alegre hermosea el rostro; Mas por el dolor del corazón el espíritu se abate” Proverbios 15:13

 

 

  1. Recuerde cosas importantes de los demás

 

El sonido más importante para una persona es el de su propio nombre. Aproveche esto, desarrollando su propio sistema para recordar los nombres de las personas.

Muchas personas se incomodan con los nombres de los demás. Al escuchar sus nombres por primera vez, no hacen el mínimo esfuerzo para aprenderlo. Por esto, pueden avergonzarse más adelante al ver a las personas y no recordar como se llaman.

El truco es desarrollar su propio sistema para recordar nombres, que vaya acorde con la forma como usted funciona. Puede se escribir el nombre de la persona tan pronto como lo escucha, o hacer que la persona se lo deletree si es difícil de recordar (o cualquier otro sistema que le funcione). Lo importante es tener su sistema, y utilizarlo.

La habilidad para recordar nombres, es muy importante en el mundo de los negocios, en la vida política y social.

Adicional a ello, aprenda a recordar cosas especiales como: nombres de sus hijos, nietos, o personas que sean importantes para ellos.  Recordar ocasiones especiales y anécdotas que le han confiado en pláticas amenas, que en muchas ocasiones se las van a recordar diciendo “te recordás cuando te conté de…” “ Es de lo que  te hablé la vez pasada…”

 

  1. Sea buen conversador y oyente

 

Si usted sabe escuchar de forma activa, animando a las personas a que le hablen de ellas, pensarán que usted es el mejor conversador que jamás hayan conocido.

Escucha activa. … Se refiere a la habilidad de escuchar no sólo lo que la persona está expresando directamente, sino también los sentimientos, ideas o pensamientos que subyacen a lo que se está diciendo.

La gente ansía conversar con personas que sepan escuchar, con quien expandir el ego, a quien contarle todo lo que se ha hecho en la vida. Si usted le ofrece esta posibilidad, siempre querrán tenerlo cerca. Se sorprendería al ver la diferencia en las personas (hasta en la persona más hostil del mundo) cuando se encuentran con alguien que los sabe escuchar.

Considere lo opuesto – hablar constantemente de usted, interrumpir a los demás con frecuencia para hablar de sí mismo, nunca escuchar lo que los otros tienen que decir ¿cuán popular cree que será?

Si usted aspira a ser un buen conversador, preste atención a lo que escucha. Para ser interesante, muéstrese interesado en los demás. Haga preguntas que a la gente le guste contestar, aliente a los demás a hablar de sus logros y verá como se interesarán en los suyos también.

 

 

  1. Prepárese y estudie

 

Si puede anticipar cuál es el tema que más le interesa a su interlocutor, lo analiza y estudia, este se maravillará por el conocimiento que usted tiene de los temas que a ellos les importa. Este es el arte de agradar a todo aquél que usted desee influenciar.

La mejor forma de llegarle al corazón a una persona, es hablándole de aquellas cosas que más le importan. Recuerde que Mateo 6:21 dice: “Porque donde está tu tesoro, allí está también tu corazón.”  esto aplica totalmente en ésta etapa, porque si la persona ve que usted se preparó para ellos, totalmente se ha ganado una parte de su corazón y por lo tanto le prestará atención a usted y al mensaje de la palabra que desea transmitirle.

Si usted trata de ver las cosas desde el punto de vista de la persona con quien está hablando, y le habla en términos de sus intereses, verá como querrá entablar una conversación con usted.

 

  1. Sea honesto y amable

 

Si constantemente logramos que la gente que nos rodea se sienta importante a nuestro lado, ellos harán lo que sea para estar allí. El poder de la apreciación sincera y honesta es asombroso.

Las pequeñas amabilidades son importantes. Frases cortas como “lamento interrumpirlo”,“sería tan amable de…”,“le importa si…” son señales de buena educación y causan una impresión.

 

Usted le gustará rápidamente a la gente si puede, sinceramente, hacer sentir a la otra persona importante.

Uno de los sentimientos mas grandiosos conocidos por el hombre es el ser capaz de hacer algo para otra persona, sin que la persona pueda hacer algo a cambio por uno.

Que su amabilidad sea evidente a todos. El Señor está cerca. Filipenses 4:5

Por lo tanto, como escogidos de Dios, santos y amados, revístanse de afecto entrañable y de bondad, humildad, amabilidad y paciencia. Colosenses 3:12

La respuesta amable calma el enojo, pero la agresiva echa leña al fuego. Proverbios 15:1

Compórtense sabiamente con los que no creen en Cristo, aprovechando al máximo cada momento oportuno. Que su conversación sea siempre amena y de buen gusto. Así sabrán cómo responder a cada uno. Colosenses 4:5-6

Panal de miel son las palabras amables: endulzan la vida y dan salud al cuerpo. Proverbios 16:24

 

 

Fuente:

Mariela Grasso, Action Coach, Business Coaching 26 de agosto del 2016

 

Knowing Jesús

Consultado el: 29 de noviembre del 2018

 

 

Adaptado por:

Weybin Pineda

Coordinador de Líderes de jóvenes

Iglesia de Dios de la Profecía Universal

Morales, Izabal

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *